Voto de confianza

Abril
2015

El Primer Ministro Pedro Cateriano empieza su gestión con una aprobación de solo 16%, por debajo del presidente Ollanta Humala – que cuenta con el 27% de apoyo – pero con una diferencia importante: la desaprobación de Cateriano es de 36% mientras que la de Humala es de un mayoritario 65%. La explicación está en el 48% que aún no se forma una opinión del desempeño del Premier. La clave probablemente está en los diálogos sostenidos por Cateriano con la oposición. El 56% los vio con buenos ojos, contra 25% que los percibió como un acto de hipocresía. Como consecuencia de ello, la mayor parte de la ciudadanía está dispuesta a concederle el beneficio de la duda. Así, el 63% cree que se le debe dar el voto de confianza. Solo el 17% se opone.

En cambio, a Humala no le ha ido bien con sus expresiones destempladas. El 74% rechaza que haya calificado de “jauría de cobardes” a los críticos de Nadine Heredia, el 81% piensa que sus palabras perjudican al diálogo con la oposición y el 86% le pide serenarse. La mayoría piensa que sus declaraciones tienen una motivación emocional antes que política, sin embargo, si fuese lo segundo, si su intención fuese generar una crisis política, el Presidente debe tomar nota que solo el 34% de la población aprobaría el cierre del Congreso si este no le otorga el voto de confianza al gabinete Cateriano. A pesar del desprestigio del Parlamento, queda claro que la mayoría no quiere volver a vivir el 5 de abril de 1992 ni nada que se le parezca.

El premier Cateriano inaugura su gestión tratando de sacar adelante el proyecto Tía María. Las encuestas de este mes pueden ayudarlo en ese propósito. En primer lugar, el 63% considera que los recursos del subsuelo son del Estado. Por lo tanto, la ciudadanía espera que prevalezca el interés nacional. En segundo lugar, la gran mayoría piensa que los grandes proyectos mineros benefician tanto a la población nacional como a la región y a los vecinos de la inversión. Por último, entre los informados del proyecto Tía María, el 60% lo aprueba. La tarea, sin embargo, no es sencilla, porque el 33% piensa que las protestas son legítimas.

El apoyo de la ciudadanía es más marcado cuando se trata de recuperar el orden público. Frente a los bloqueos de carretera y otros hechos de violencia, el 76% espera que la Policía Nacional restablezca el libre tránsito, si es posible mediante el diálogo, pero sino, con el uso de la fuerza. Solo el 16% pide acceder a los pedidos de los que protestan. La ciudadanía espera que el Premier y la Policía Nacional actúen con prudencia pero también con firmeza para que la ley prevalezca sobre posiciones radicales.

Alfredo Torres G.

* Ficha Técnica - Abril 2015

© 2016 Ipsos Perú