Perdiendo la batalla

Mayo
2015

La incapacidad gubernamental para sacar adelante el proyecto Tía María le ha costado al presidente Ollanta Humala seis puntos porcentuales de aprobación. El 21% que ahora apoya su gestión es el nivel más bajó desde el inicio del gobierno.

La violencia que ha caracterizado a las protestas contra el proyecto minero despierta un rechazo generalizado en la población y la declaratoria del estado de emergencia, que el gobierno ha venido postergando inexplicablemente, es demandada ahora por el 80% de la ciudadanía. Las imágenes de batallas campales entre la Policía Nacional y pobladores encapuchados armados con huaracas indigna a la opinión pública que responsabiliza al gobierno (no a la Policía) y a los dirigentes de la protesta (no a los manifestantes) de los muertos y heridos en los enfrentamientos.

La difusión de los audios en que el dirigente de Tierra y Libertad Pepe Julio Gutiérrez solicita dinero a la empresa minera ha representado un punto de inflexión en la imagen de los líderes del Paro. Ahora, 71% de la población informada piensa que las protestas son provocadas o magnificadas por los dirigentes para conseguir beneficios personales contra solo 26% que piensa que las protestas son totalmente legítimas al margen de los intereses de algunos dirigentes.

Otro resultado de la difusión de los audios es que solo 21% cree que el único involucrado en la extorsión a la empresa era Pepe Julio Gutiérrez. La gran mayoría piensa que estaban involucrados varios dirigentes anti mineros e incluso el líder de su partido Marco Arana. Es sorprendente que el gobierno no haya podido aprovechar mejor esta revelación.

El resultado de la falta de liderazgo gubernamental para hacer prevalecer la ley y el orden es que los opositores a la inversión minera vienen ganando la batalla. El apoyo al desarrollo de Tía María ha caído de 60% hace un mes a 46% ahora. Como en casos anteriores, la violencia desatada y su costo en vidas humanas doblega a una opinión pública que prefiere la paz al desarrollo.

(Alfredo Torres G.)

© 2016 Ipsos Perú