Cuestión de credibilidad

Agosto
2009

Con indiferencia y escepticismo han sido recibidos los recientes mensajes del presidente Alan García por las Fiestas Patrias y el primer ministro, Javier Velásquez, ante el Congreso de la República. La mayoría no los ha visto o escuchado, y quienes les prestaron atención los desaprueban mayoritariamente. A su vez, sólo alrededor del 15% de los entrevistados cree que se cumplirá plenamente alguna de las metas anunciadas el 28 de julio. Es evidente que el gobierno confronta un serio problema de credibilidad.
La credibilidad se construye a lo largo del tiempo cuando existe coherencia entre lo que se dice y luego se hace, cuando se cumple lo que se promete o se explica con claridad un cambio de posición. En cambio, cuando la población escucha año tras año anuncios que luego pasan al olvido es natural que su desconfianza en las autoridades se incremente.
De las metas planteadas este año por el Presidente, las tres que la opinión pública considera prioritarias son la reducción de la pobreza, el seguro universal de salud y la eliminación del analfabetismo. El mandatario debería pedirle a su gabinete ministerial un seguimiento mensual de las acciones emprendidas para alcanzar estos objetivos si quiere recuperar la confianza perdida al concluir su mandato.

© 2016 Ipsos Perú