Cuesta abajo

Junio
2015

Tanto el presidente Ollanta Humala como su esposa Nadine Heredia registran este mes sus niveles más bajos de aprobación ciudadana desde el inicio de su gobierno. Humala cae de 21 a 17% y Heredia de 21 a 15%. La mayor caída de la primera dama es un claro indicio de que ella es la que está arrastrando a su esposo cuesta abajo, a la inversa de lo que ocurría al inicio del gobierno, cuando su aporte era positivo.

Las denuncias que involucran a Heredia han sido seguidas con atención por la opinión pública. Así, 75% está informado del caso de la tarjeta de crédito de la amiga, 64% del caso Belaunde Lossio y 53% de las transferencias de Venezuela. Entre quienes están informados, la imagen de la primera dama está sumamente deteriorada. Así, 86% piensa que la tarjeta de crédito de su amiga era en realidad una fachada para cubrir sus gastos personales; 67% que era cómplice de Belaunde Lossio ; y, 81% que el dinero proveniente de Venezuela procedía, en realidad, del gobierno de Hugo Chávez.

La consecuencia de las constantes denuncias fiscales y periodísticas contra Heredia y su entorno es que la principal razón de desaprobación presidencial es ahora la corrupción - hace un año era la inseguridad – y esta razón se ha incrementado de 46 a 54%. Por lo mismo, 84% de la opinión pública demanda que se levante el secreto bancario de Heredia.

La pérdida de confianza de la población en sus dirigentes y la desaceleración de la economía también han ocasionado una caída en la sensación de progreso, que llegó a ser 38% en 2012. En abril, 28% creían que el país estaba progresando, ahora son solo 21%. Y lo que es más serio, quienes piensan que el país está retrocediendo han pasado de 24% en abril a 37% en la actualidad. Es la primera vez desde 2006 que los pesimistas superan a los optimistas.

Si bien el ánimo de la ciudadanía es negativo hacia la marcha del país, la gran mayoría sigue sintiendo el progreso a nivel personal y se muestra optimista con relación a su futuro. Así, 43% considera que está progresando y 51% piensa que estará mejor dentro de un año. Esto sugiere que la crisis de confianza que hoy tiene la población es esencialmente política y que la confianza en el país se recuperará cuando se avizore un cambio de gobierno.  

(Alfredo Torres G.)

© 2016 Ipsos Perú