Artículos y entrevistas

En esta sección se incluye los artículos publicados por los ejecutivos de Ipsos Perú. También incluimos una selección de entrevistas a ejecutivos de la empresa y de informes especiales que hayan aparecido en diarios y revistas en base a estudios de Ipsos Perú.
 

La tele en los tiempos del internet

La tele en los tiempos del internet

5
Abril
2016
Investigación de mercados

El mundo está cambiando continuamente. Es una verdad de la que todos somos conscientes, y que vemos día a día. Eventos históricos que se están dando frente a nosotros, además de avances tecnológicos y de otros ámbitos del conocimiento, que van cambiando nuestro día a día. Si nos ponemos a pensar qué hacíamos, y cómo vivíamos hace solo cinco años, seguramente nos sorprenderemos enormemente. Ni pensar en lo que pasaba hace diez años, o a inicios del nuevo milenio, ese momento tan inquietante, que desde sus inicios prometía una nueva vida en la cual, para bien o para mal, las nuevas tecnologías iban a influir en nuestras vidas con una fuerza pocas veces vista en la historia de la humanidad.

Leer artículo completo

Punto de Vista: ¿Qué tanto importan las propuestas?

Punto de Vista: ¿Qué tanto importan las propuestas?

3
Abril
2016
Opinión Pública

A una semana de las elecciones presidenciales, la campaña electoral se encuentra en la recta final. Desde finales de enero, la discusión electoral arrancó con fuerza y se ha centrado en los problemas coyunturales y los escándalos de corrupción en lugar de los planes de gobierno. A esto se suma el poco interés que tienen los peruanos en la política , y a que no todos tienen exposición a noticias electorales . En ese sentido, los electores no elegirían a una agrupación política por sus propuestas sino que optarían por un candidato por su carisma o para evitar que otro candidato gane la elección, eso hace pensar que la definición del voto radica principalmente en la reputación del candidato.

(Continúa)

Laura Casquero

Lee el artículo completo en el archivo adjunto

La arremetida de Verónika Mendoza

La arremetida de Verónika Mendoza

3
Abril
2016
Investigación de mercados

Se suele decir que las encuestas son fotografías del momento. Algún crítico ingenioso sostiene que son fotografías de ayer, aludiendo al hecho de que reflejan la realidad de días previos a su publicación. En verdad, la mejor manera de mirarlas es como una película, en que las actitudes se van moviendo a lo largo del tiempo. En el caso de las encuestas de intención de voto en el Perú, esta dinámica se acelera en los tramos finales
del proceso electoral y la trama puede incluir efectos inesperados.

La encuesta de El Comercio/Ipsos que hoy se publica confirma la amplia ventaja de Keiko Fujimori y el segundo lugar de Pedro Pablo Kuczynski, pero también refleja la arremetida de Verónika Mendoza, que la ubica muy cerca de PPK, dejando rezagado a Alfredo Barnechea.

En términos de votos válidos, Fujimori registra 40,8% en esta medición, dos puntos porcentuales por encima de la semana anterior; PPK obtiene 19,9%, ligeramente por encima de la encuesta anterior, y Mendoza alcanza 18,4%, casi cuatro puntos más que en la encuesta previa.

Como se recordará, la encuesta anterior de Ipsos ubicaba ya en tercer lugar a la candidata del Frente Amplio, aunque seguida de cerca por el candidato de Acción Popular. Ahora, Barnechea recibe 9,4% de los votos válidos, cuatro puntos menos que la medición anterior, lo que lleva a pensar que el crecimiento de Mendoza ha sido a costa de este último.

Alfredo Torres

Presidente Ejecutivo de Ipsos Perú

El Comercio, 03 de abril del 2016. p.A37

¿Qué tiene él que no tenga yo?

¿Qué tiene él que no tenga yo?

29
Marzo
2016
Investigación de mercados

¿Es que te da algo que yo no? ¿Qué es? ¿Te lo puedo dar yo también y te quedas conmigo? Podría ser un escenario del ocaso de una relación sentimental, pero no lo es. Al menos no de una pareja. Son preguntas bastante comunes sobre el producto y la marca.

Para nadie es un secreto que no es necesario tener el mejor desempeño a nivel de producto para ser el líder del mercado. Y es que, muchas veces, un producto puede satisfacer una necesidad y su marca otra distinta.

Leer artículo completo

El Congreso sería naranja

El Congreso sería naranja

27
Marzo
2016
Opinión Pública

Independientemente de lo que resuelva el JNE en última instancia sobre la candidatura presidencial de Keiko Fujimori, lo más probable es que su partido, Fuerza Popular, tenga la bancada más grande de los últimos 15 años, con capacidad de controlar, con poco esfuerzo, el próximo Parlamento. Los electores pintarían el Congreso de naranja.

En efecto, en el 2001, Alejandro Toledo ganó las elecciones y su partido, Perú Posible, obtuvo 45 curules. En el 2006, Unión por el Perú obtuvo la mayor votación parlamentaria y repitió la cifra de 45 congresistas, que pasaron a ser oposición al ganar Alan García la segunda vuelta y alcanzar, el partido aprista, 36 congresistas. En el 2011 Ollanta Humala ganó las elecciones y su agrupación, Gana Perú, logró conseguir 47 parlamentarios. Esta vez, todo indica que Fuerza Popular tendrá más de 50 congresistas y, quizá, un número aún mayor.

La explicación de la amplia representación que obtendría Fuerza Popular está en el sistema de cifra repartidora. Este sistema parece una distribución porcentual de los votos pero no lo es. Solo en circunscripciones grandes como Lima se asemeja a una distribución proporcional, pero en distritos electorales más pequeños la asignación de curules tiende a concentrarse en las mayores votaciones. Por ejemplo, en una
región que elige a 4 congresistas, un partido que tiene 30% de la votación puede obtener la mitad de las curules. Esta situación se agudiza cuando hay varios partidos que no pasan la
valla electoral o cuando hay mucho voto en blanco.

En el 2011, por ejemplo, Ollanta Humala recibió 28% de los votos emitidos o 32% de los votos válidos en la elección presidencial; y su lista parlamentaria recibió 19% de los votos emitidos o 25% de los votos válidos. Sin embargo, al asignarse las curules con la cifra repartidora, alcanzó 47 congresistas sobre 130, es decir, 36% del Congreso. Por su parte, su rival Keiko Fujimori recibió 24% de los votos emitidos
o 28% de los válidos para la elección presidencial; y su lista parlamentaria recogió 18% de los votos emitidos o el 22% de los válidos. En su caso, al asignarse curules con la cifra
repartidora consiguió 37 curules, es decir, 28% del Congreso. La mayor representación alcanzada por las dos primeras votaciones fue, naturalmente, en desmedro de quienes recibieron votaciones menores.

Otro fenómeno que suele presentarse en nuestro sistema electoral es que los partidos con mayor concentración de votos en Lima tienden a alcanzar
una menor representación que la que les correspondería con una distribución totalmente proporcional. En el 2011, por ejemplo, Pedro Pablo Kuczynski obtuvo la mayor votación en Lima y quedó tercero en la votación nacional, por encima de Alejandro Toledo, que terminó en cuarto lugar. En la votación para el Congreso ambos recibieron aproximadamente 11% de los votos emitidos y 14% de los votos válidos. Sin embargo, Perú Posible, que era fuerte en provincias, obtuvo 21 escaños y el partido de PPK solo 12, debido a la concentración de su electorado en la capital. La principal razón es que si bien Lima concentra el 35% de los votantes, le corresponde solo 28% de las curules, lo que perjudica a los partidos fuertes
en la capital en beneficio de los partidos con mayor respaldo en el interior del país.

Hasta el momento, todas las encuestas vienen registrando más de 20% de intención de voto por Fuerza Popular para el Congreso, lo que se traduciría
en más de 30% de los votos válidos. Si solo pasan la valla las 5 o 6 primeras agrupaciones
(Fuerza Popular, PPK, Acción Popular, Frente Amplio, Alianza Popular y quizá Alianza para
el Progreso), la bancada naranja obtendría más de 40% de las curules, lo cual es especialmente significativo tratándose de una bancada tan cohesionada.

Las consecuencias de esta situación son evidentes. Si Keiko Fujimori es elegida presidenta, podría armar con poco esfuerzo una mayoría absoluta, en alianza con alguna de las otras 4 o 5 agrupaciones. En cambio, si es derrotada en la segunda vuelta, el ganador contaría con una bancada más pequeña y tendría que escoger entre entenderse con el fujimorismo o con varias de las demás agrupaciones para armar una mayoría parlamentaria.

Alfredo Torres

Presidente Ejecutivo de Ipsos Perú

El Comercio, 27 de marzo del 2016. p.A31

Avanzan Barnechea y Mendoza

Avanzan Barnechea y Mendoza

20
Marzo
2016
Opinión Pública

El cambio más importante que se observa entre la encuesta de
El Comercio-Ipsos que se publica hoy y la que se publicó hace una semana es el avance de tres puntos porcentuales que registran tanto Alfredo Barnechea como Verónika Mendoza. Con ello, se ubican a poca distancia de Pedro Pablo Kuczynski. De continuar esta tendencia, se podría
configurar muy pronto un triple empate entre quienes pugnan por pasar a la segunda vuelta para
enfrentar a Keiko Fujimori, que sigue firme en el primer lugar.

Las principales diferencias por segmentos en la encuesta de intención de voto se observan en los resultados según niveles socioeconómicos y regiones.
Mientras en los NSE A y B los favoritos son PPK y Barnechea en proporciones similares, en
los NSE C, D y E, la favorita es Fujimori. A su vez, mientras PPK ocupa un claro segundo lugar en Lima, en el interior hay un triple empate en esa posición, con una mayor inclinación hacia PPK y Barnechea en el norte y una mayor preferencia por Mendoza en el sur. En esa región está casi empatada con Fujimori.

A partir de esta medición, Ipsos ha empezado a aplicar tanto la tradicional encuesta como el simulacro de votación. Como se sabe, la encuesta recoge respuestas declaradas mientras que el simulacro acopia votos secretos con réplicas de las
cédulas de votación. La comparación entre estas dos técnicas permite dilucidar si existe un voto oculto a favor de algún candidato y la respuesta es que solo existiría un ligero voto oculto –de un punto porcentual– a favor de Alan García. En los demás casos, las diferencias entre ambas técnicas son menores.

A su vez, los resultados del simulacro se presentan de dos maneras: con el total de votos emitidos y en votos válidos –es decir, excluyendo del cálculo los votos en blanco y viciados–, que es como se computará el resultado electoral el 10
de abril. Como se sabe, para ganar en primera vuelta es necesario obtener más del 50% de los votos válidos. Este simulacro revela que la candidata de Fuerza Popular está lejos de superar esa barrera.

El simulacro de votación también es una técnica apropiada para estimar los resultados de la votación para el Congreso, ya que con la cédula de votación
los electores pueden ver no solo el nombre y símbolo de su partido –que no son conocidos por todos los electores– sino también el rostro de su candidato presidencial, lo que ayuda a
definir el voto. Aun así, todavía uno de cada tres electores no sabe por qué partido votar
para el Congreso y opta por votar en blanco en el simulacro. En todo caso, si los resultados del 10 de abril fuesen como los de este simulacro, entre cinco y seis agrupaciones estarían
pasando la valla electoral: Fuerza Popular, PPK, Acción Popular, Alianza Popular, Frente Amplio y, con algo de suerte, Alianza para el Progreso, que se ha quedado sin candidato presidencial, pero que tiene una importante presencia en diversas regiones del país.

De acuerdo con la encuesta, las motivaciones del voto para los
diferentes candidatos no son las mismas. Los electores de Fuerza Popular declaran votar por Fujimori porque es mujer y la mejor para combatir la delincuencia. Los de PPK porque Kuczynski tiene experiencia y es el más calificado para mejorar la economía. Los de Acción Popular porque Barnechea tiene buenas ideas y visión de futuro. Los del Frente Amplio porque Mendoza es nueva y tiene buenas ideas. Los de la Alianza Popular porque García tiene experiencia y liderazgo. Como se ve, el factor novedad, que antes estaba asociado a Julio Guzmán, hoy lo tiene la candidata del Frente Amplio.

La encuesta también confirma que el país avanza hacia una segunda vuelta polarizada entre fujimorismo y antifujimorismo. En los tres escenarios con mayor probabilidad, los votos se dividirían en partes casi iguales. Es prematuro definir quién podría resultar ganador. Lo que sí está claro es que para que Fujimori tenga opción de triunfo debe reducir su antivoto y no lo está logrando. En esta medición las personas que declaran que definitivamente no votarían por ella se han incrementado a 46%.

Lo que sí está claro para la gran mayoría es que el Partido Nacionalista retiró a sus candidatos porque temía no pasar la valla electoral. Solo 18% cree que lo hizo como protesta por no querer participar en un proceso electoral cuestionado, como señala el oficio que remitió el partido al JNE con la firma de su presidenta Nadine Heredia y, de manera inaudita, la del presidente de la República, Ollanta Humala, en su condición de miembro de ese partido. Por eso, hacen muy bien el presidente del JNE, Francisco Távara, y el presidente del Congreso, Luis Iberico, en demandar al jefe de Estado un mensaje de neutralidad y respeto al proceso electoral.

Alfredo Torres

Presidente Ejecutivo de Ipsos Perú

El Comercio, 20 de marzo del 2016. p.A39

Lima vs El Perú (Dos realidades diferentes)

Lima vs El Perú (Dos realidades diferentes)

15
Marzo
2016
Investigación de mercados

Lima es la ciudad más grande del Perú, tiene un tercio de la población del país y una población similar en población electoral; cabe resaltar que en el presente, la cantidad de habitantes en la capital respecto a la población del país no para de crecer desde hace muchos años (1), esto por las grandes migraciones internas hacia Lima, y obvio, por haber sido (y seguir siendo) el centro de las actividades político-administrativas y económicas del Perú. En el último censo nacional de población muestra que el 32% de habitantes que radican en lima son migrantes provincianos, es decir, nacidos en otras ciudades que viven permanentemente en la metropolitana Lima, el cual da origen a un nuevo segmento (hijos directos) de provinciano-limeños, quienes mantienen cierto apego a sus costumbre del interior.

Leer artículo completo

El momento de PPK

El momento de PPK

13
Marzo
2016
Opinión Pública

De acuerdo con la última encuesta de El Comercio e Ipsos que hoy se publica, Pedro Pablo Kuczynski (PPK) surge como el principal beneficiario de la exclusión de Julio Guzmán y César Acuña de la carrera electoral. No solo recupera el segundo lugar que tuvo hasta enero, sino que es quien más puntos porcentuales gana. Los cinco puntos que sube son probablemente la recuperación de votantes que prefieren un candidato tecnócrata, pero que habían migrado a Guzmán atraídos por su juventud y propuesta de renovación.

Sin embargo, cometería un grave error si él o sus partidarios creen que tienen garantizada esta ubicación las próximas cuatro semanas. Según como PPK aproveche su ‘segundo debut’ puede incrementar su respaldo actual de 14% o perderlo. Pisándole los talones vienen Alfredo Barnechea y Verónika Mendoza, ambos ahora con 9%. De acuerdo con esta encuesta, Barnechea ya venía creciendo antes de las exclusiones. Con la salida de Guzmán y Acuña sube dos puntos más. En el caso de Mendoza, las exclusiones le permiten ganar cuatro puntos porcentuales. Es posible que la abierta posición de Mendoza
en defensa de la participación de Guzmán la haya vuelto más atractiva para sus votantes.

En cambio, Keiko Fujimori y Alan García, percibidos por los partidarios de Guzmán y Acuña como los responsables de su exclusión, apenas ganan un punto cada uno. El 32% que hoy registra Fujimori no es muy diferente al que tenía antes del surgimiento de Acuña y Guzmán, pero con una complicación: se ha incrementado su antivoto. La proporción de quienes dicen que definitivamente no votarían por ella sube de 40% el mes pasado a 44% este mes. La confrontación fujimorismo vs. antifujimorismo, que se esperaba para la segunda vuelta, ya empezó.

La pugna por convertirse en el abanderado del antifujimorismo ya viene dándose entre Barnechea y Mendoza. Barnechea reivindicando al populismo centroizquierdista del ex presidente Fernando Belaunde, y Mendoza a las posiciones más radicales de la izquierda de influencia chavista. Está por verse si PPK es capaz de construir una posición antifujimorista desde el centro. Si no lo hace, corre el riesgo de quedar como un actor del reparto. Más aún teniendo en cuenta que a Barnechea y Mendoza todavía uno de cada cuatro electores no los conoce. En cuanto eso cambie, ambos podrían incrementar su intención de voto y alcanzar a PPK.

En quinto lugar viene Alan García. Si al 6% que recogen las encuestas se le suma el voto oculto que el ex presidente intuye tener, mantiene una posición
expectante. Barnechea y Mendoza pueden seguir creciendo, pero también podrían caer si se descubren aspectos turbios de su pasado que decepcionen a sus electores. Hoy parece difícil que García llegue a la segunda vuelta, pero sí podría obtener un mejor resultado si se deteriora la imagen de sus contendores. Lo que sí parece ya muy difícil es que ingrese un nuevo candidato a pelear por el pase a la segunda vuelta electoral.

Esta encuesta también ayuda a descifrar el ánimo ciudadano
con relación a la exclusión de Acuña y Guzmán. Entre las personas que están relativamente
informadas de su situación, dos de cada tres consideran que Acuña debía salir. Las opiniones están más divididas en el caso de Guzmán. La mitad cree que se debió permitir su
candidatura, proporción que se incrementa entre los jóvenes. Las opiniones están aún más
divididas sobre los responsables de su salida: 35% responsabiliza al partido de Guzmán,
22% al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), 21% a los demás candidatos, y porcentajes
menores al gobierno y al Congreso.

Probablemente, un poco de todo es cierto. La impericia e informalidad de Todos por el Perú, el gobierno que convoca tarde las elecciones, el JNE que
demora demasiado en resolver, los partidos que presionan en defensa de sus intereses, y
una legislación electoral muy formalista y que permite tachas demasiado cerca del proceso
electoral. Es inaceptable que las medidas tomadas por el JNE sean calificadas de fraude electoral, pero el mal sabor que han dejado en un amplio sector de la ciudadanía es una llamada de atención para corregir la legislación electoral en el futuro. En la política como en la economía se requiere menos trámites y más libertad para competir.

Alfredo Torres

Presidente Ejecutivo de Ipsos Perú

El Comercio, 13 de marzo del 2016. p.A21

Referendo Constitucional 2016, Bolivia

Referendo Constitucional 2016, Bolivia

9
Marzo
2016
Investigación de mercados

Transcurrieron 12 años y 15 procesos electorales desde la primera vez que Ipsos (APOYO, en aquel momento) encaró el desafío de cubrir un proceso electoral con encuestas en Boca de Urna y Conteo Rápido en Bolivia.

Mucho ha cambiado desde entonces el escenario; la nueva normativa electoral establece que nuestros procesos deben someterse a la fiscalización de las instancias públicas responsables, lo que nos ha obligado a evolucionar y adaptar nuestro trabajo a las reglas del juego.

A esto se suma la realidad de una población ideológicamente compleja y diferente al resto de países latinoamericanos, que nos demanda mayor sensibilidad en los detalles del muestreo; votantes que se han vuelto reservados (o mienten) al responder a las encuestas, y políticos que las atacan, afirmando que responden a fines políticos o van contra ellos, incrementando el rechazo de la población, etc.

Leer artículo completo

La exclusión de Acuña y Guzmán

La exclusión de Acuña y Guzmán

6
Marzo
2016
Opinión Pública

Si el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) confirma las resoluciones del Jurado Electoral Especial (JEE) y deja fuera de las elecciones a Julio Guzmán y César Acuña, la decisión tendrá consecuencias en la intención de voto de los demás candidatos según como interpreten los electores de Guzmán y Acuña la medida.
Los argumentos jurídicos por los que no se les dejaría participar no son de fácil comprensión
–especialmente en el caso de Guzmán– y si bien la gran mayoría cree que las leyes electorales
deben cumplirse, es lógico que sus simpatizantes quieran defender su derecho a elegir. Si un candidato es excluido a estas alturas de la campaña, es comprensible que sus electores reaccionen con suspicacia. Para saber a dónde podrían emigrar sus votos es necesario preguntarse cómo interpretarán la medida. Ello puede llevarlos a inclinarse por unos candidatos y castigar a otros.

El antecedente más inmediato de un proceso similar fue la exclusión de Álex Kouri en la campaña para la Alcaldía de Lima de 2010. Cuando Kouri fue
retirado del proceso por el JNE, Lourdes Flores encabezaba la intención de voto con 32%. Kouri
tenía 24% y Susana Villarán empataba el tercer lugar con Humberto Lay con 9% cada uno. Al
quedar fuera el ex alcalde del Callao, por no residir el tiempo requerido por la ley en la ciudad
que aspiraba a gobernar, la expectativa era que Flores tendría un triunfo fácil. Como se sabe,
no ocurrió así. El electorado de Kouri responsabilizó a Flores por la exclusión de su candidato, a
pesar de que la falta de Kouri era muy objetiva, y se pasó a Villarán, su antípoda ideológica. Al
mes siguiente, ya estaba Villarán en primer lugar en la intención de voto. De haber continuado
Kouri en campaña, quizá Flores habría sido la elegida. Nadie sabe para quién trabaja.

Las encuestas que se han efectuado hasta la fecha sobre las transferencias que se producirían si Guzmán o Acuña quedaran fuera de la contienda no presentan un claro ganador. En el caso de Guzmán, los 18 puntos porcentuales que registró
la última encuesta de Ipsos se irían tres puntos a Kuczynski, dos puntos a Fujimori, Acuña,
Mendoza y Barnechea, respectivamente, otros dos a candidatos menores, y cinco puntos quedarían indecisos. En el caso de Acuña, sus seis puntos de intención de voto se irían dos puntos a Guzmán, un punto a Fujimori, García y Kuczynski, respectivamente, y un punto a las demás opciones en conjunto. Si se suman ambos efectos, el principal beneficiario de la salida de ambos candidatos sería PPK.

Sin embargo, la misma encuesta indica que la principal razón de voto tanto para Guzmán como para Acuña es porque son nuevos. Se puede colegir, entonces, que sus electores podrían migrar más fácilmente a los candidatos que ofrezcan el atractivo de la novedad sobre la experiencia. En ese sentido, el estudio de Ipsos también revela que después de Guzmán y Acuña, otros candidatos percibidos como nuevos son Verónika Mendoza y Alfredo Barnechea.

Si bien Mendoza fue elegida congresista por el Partido Nacionalista en el 2011 y Barnechea diputado aprista entre 1985 y 1990, la mayor parte del electorado no lo sabe y son percibidos como rostros nuevos en política. Por lo tanto, cabría esperar que alguno de ellos capitalice esa voluntad nacional de renovación, especialmente si los votantes de Guzmán y Acuña atribuyen a una maniobra del establishment político la exclusión de sus candidatos.

La situación de Acuña y Guzmán no es la misma, así que su posible exclusión de las elecciones tendría efectos diferentes. A Acuña le permitiría salvar la cara y evitar una derrota segura. En cambio para Guzmán, que se encuentra en un expectante segundo lugar, la frustración sería muy grande, pero la aparente arbitrariedad le dejaría pavimentado el camino rumbo al 2021. De otro lado, si al final Guzmán sigue en carrera, se le habrá regalado una semana más de publicidad gratuita en perjuicio de sus contendores. En cualquier caso, el sistema democrático termina magullado.

Más allá de las faltas cometidas por uno y otro, es evidente que el sistema electoral requiere una reforma profunda. Es excesivamente reglamentarista,
tiene plazos muy apretados y entrega demasiado poder a las autoridades electorales. Ya en
el 2014, cinco semanas antes de las elecciones municipales, la candidatura de Luis Castañeda fue declarada improcedente por el JEE por omitir información en su hoja de vida. Felizmente, para él y para la amplia mayoría del electorado que lo respaldaba, el JNE declaró fundada su apelación. De haber confirmado el JNE el fallo del JEE, Castañeda no sería hoy
alcalde y sus electores habrían pensado que se habría producido un fraude. Los sistemas electorales deben ser inclusivos, no excluyentes.

Alfredo Torres

Presidente Ejecutivo de Ipsos Perú

El Comercio, 06 de marzo del 2016. p.A23

© 2016 Ipsos Perú