¿Sabías que una sólida reputación construye confianza, lo que hace a su organización y sus marcas más resistentes a los tiempos de crisis?

Mayo
2010

Toda empresa tiene una serie de audiencias internas y externas con quienes establece relaciones a distintos niveles. De manera indirecta o directa, todas tienen influencia sobre su reputación e imagen. Dichas audiencias se retroalimentan entre sí y constituyen una fuente de información para el desarrollo y gestión de la reputación, y de la identidad corporativa. En este sentido, no sólo se deben tener identificadas sino monitoreadas.

¿Por qué evaluar la reputación?

  • Es un intangible y un “activo” de las empresas e instituciones.
  • El “cómo” importa tanto como el “qué”: cada vez más se pone el foco en la integridad del productor y en ocasiones, incluso más que en la calidad de los productos.
  • Los stakeholders cada vez más basan sus percepciones en:
    • Los valores que soportan una organización, 
    • Qué tan bien las acciones de una organización apoyan dichos valores,
    • La posición con respecto a asuntos que se percibe impactan o afectan a la comunidad.

Es sumamente importante conocer las expectativas de los stakeholders para tenerlos de su lado.

En Ipsos APOYO contamos con un conjunto de herramientas para ayudarlos a evaluar y administrar su reputación. Nuestro modelo indica no sólo dónde estás sino cómo llegar a donde quieres llegar.

La base (dónde estás):

  • Imagen actual – desempeño en cuanto a indicadores de imagen estándar (Favorabilidad, Confianza, etc).
  • Drivers de la imagen – qué le importa a su imagen.
  • Medidas relativas – la tendencia en el paso del tiempo, y relativa a competidores y “comparadores".

Elementos adicionales (dónde vas):

  • Eficiencia del marketing – moldeando el impacto de la reputación en la apertura hacia productos y publicidad.
  • El contexto social – ambiente regulatorio, tendencias sociales, nuevos ciclos, etc.
  • Contexto de valores y políticas – percepción, preferencias y valores de los stakeholders.
  • Comunicaciones – cómo mejorar su reputación a través de mensajes efectivos y posicionamiento de los mismos.

¿Cómo construir una sólida reputación?

Quienes “promueven” a una entidad, ayudan a que otros “suban” en la pirámide de reputación.
La confianza se construye a través del tiempo, siendo consistente en el cumplimiento de las promesas.

En general, la familiaridad alimenta una imagen favorable de las entidades: mientras más lo conozcan, mejor pensarán de usted.

Si no somos conocidos, y más aún, si los stakeholders no “entienden” de qué se trata nuestro negocio (familiaridad), no podremos construir una reputación consistente.

Construir nuestra reputación de manera sólida, nos ayuda a crear y proteger los valores de nuestra organización, así como establecer una “reserva” para cuando se necesite afrontar retos y dificultades.

© 2016 Ipsos Perú