Perspectivas electorales y preocupaciones ciudadanas

Abril
2014

Abril es un mes electoral. Hace tres años la ciudadanía votó por Ollanta Humala y dentro de dos años serán las próximas elecciones presidenciales. La encuesta de este mes aborda el tema desde dos ángulos: el de las simpatías políticas y el de la intención de voto. En el primer caso se incluye a dos personalidades que han negado reiteradamente su intención de ser candidatos: Gastón Acurio y Nadine Heredia, que además está impedida legalmente de postular. En la segunda pregunta se incluyen sólo a políticos que han sido candidatos en el pasado o han expresado su intención de postular el 2016.

Del análisis de las dos preguntas se desprende que el liderazgo de Keiko Fujimori es nítido, sobre todo en los sectores populares; que Pedro Pablo Kuczynski conserva el segundo lugar y es el preferido de los NSE AB; que Alan García encabeza el pelotón de políticos tradicionales que podrían crecer gracias a su experiencia; que Acurio y Heredia tienen un gran potencial pero no cuentan actualmente con un respaldo muy amplio y que hay un electorado ávido de nuevas opciones al que no convencen ninguno de los nombres que vienen circulando.

Un dato significativo es que la mayor parte de la población no quisiera votar por un candidato de la oposición ni tampoco por un oficialista sino más bien por uno que no esté ni con el gobierno ni con la oposición.

Otro dato muy relevante tanto para el gobierno actual como para las distintas agrupaciones políticas es que los dos principales problemas del país, delincuencia y corrupción, que fueron determinantes en la elección de Humala, siguen siendo las mayores preocupaciones ciudadanas. El delito y la violencia en sus distintas modalidades afecta la vida cotidiana de la población y los hechos en que se ha visto envuelto el presidente regional de Ancash y diversos parlamentarios refuerzan la desconfianza e indignación de la población.

La novedad en la tradicional pregunta sobre los tres principales problemas del país es que la educación ha pasado a ocupar el tercer lugar, lo cual revela que ha crecido la consciencia ciudadana sobre las limitaciones del actual sistema educativo para contribuir al desarrollo del país y a su bienestar.

Otro problema que ha incrementado su importancia relativa es el del transporte, que involucra tanto al elevado número de víctimas de accidentes viales como a la creciente congestión vehicular. El transporte es un problema nacional que es especialmente relevante en las grandes urbes por lo cual tendrá un peso significativo en las próximas elecciones municipales de Lima y las principales ciudades del país.

Las elecciones municipales serán en octubre. Hasta el momento, el ex alcalde Luis Castañeda aparece como el claro favorito para ganarlas y hacerse de un tercer mandado. No sólo tiene 49% de intención de voto sino que tiene un “voto duro” muy sólido: el 37% señala que definitivamente votaría por él. Ninguno de sus probables contendores supera hasta el momento el 5% de intención de voto. Sin embargo, varios de ellos son poco conocidos así que todavía podría ocurrir que alguno de ellos concentre el voto anti-Castañeda y logre dispararse y convertirse en una alternativa.

Lo que sí es muy improbable es que esa alternativa sea la actual alcaldesa de Lima, Susana Villarán, ya que el 71% de la población señala que definitivamente no votaría por ella. Si bien, todavía está por verse el resultado de la reforma del transporte que ella viene impulsando, está claro que la ciudadanía está decepcionada de su gestión y que la mayoría votará por un cambio.

(Alfredo Torres G.)

* Ficha Técnica - Lima - Abril 2014

* Ficha Técnica - Nacional - Abril 2014

* Anexo Distritos

© 2016 Ipsos Perú