Comparación es progreso

15
Diciembre
2016
Opinión Pública

Toca el timbre del final de la clase y Rodrigo recibe la nota del examen de matemáticas. Ve el papel y no está contento con el resultado, se siente mal y cree que el mundo se viene abajo porque jaló; sin embargo, no se va de la clase hasta que le pregunta a un par de amigos qué tal les fue, y se siente reconfortado al saber que a todos les fue casi tan mal como a él. A Gonzalo le sucedió lo contrario: Le fue muy bien en un examen, y cree que es el primero de la clase hasta que pregunta por las demás notas y se da con la sorpresa de que el examen fue realmente fácil y todos sacaron notas altísimas. ¿No suena algo familiar?

Leer artículo completo

© 2016 Ipsos Perú