Señor, aplaca tu ira

7
Marzo
2017
Opinión Pública

Las celebraciones de año nuevo fueron precedidas por un temblor ocurrido a las 9:45 de la noche. Fue el último sismo del 2016 con 4.4 grados de magnitud en la escala de Richter que remeció el departamento de Lima. Para los que estuvieron en los alrededores del epicentro (Mala), seguro no pasó desapercibido a pesar del ajetreo de la celebración, del ruido de los primeros fuegos artificiales y del volumen de la música. Los movimientos telúricos son eventos impredecibles con los que tenemos que vivir, son más frecuentes de lo que imaginamos y no será diferente este 2017.

Leer artículo completo

© 2016 Ipsos Perú