Mal clima político

Junio
2013

Ipsos Perú
La aprobación a la gestión del presidente Ollanta Humala cayó a 41% mientras su desaprobación subió a 53%, la mayor desde el inicio de su gobierno. Algunos factores que podrían haber contribuido al incremento de su desaprobación son la decisión de no indultar a Alberto Fujimori, la polémica con Alan García alrededor de la “reelección conyugal” y las acusaciones de corrupción contra su aliado Alejandro Toledo. La decisión de no indultar a Fujimori era previsiblemente controversial y las encuestas de este mes lo confirman: 48% está de acuerdo y otro tanto está en desacuerdo con la decisión. En lo que hay consenso es en la culpabilidad de Fujimori. Sólo uno de cada diez cree en su inocencia. Sin embargo, el 48% piensa que debió ser indultado porque su gobierno fue positivo para el país. Producida la decisión presidencial, un mayoritario 55% cree que debe ser respetada pero un significativo 41% cree que debe seguir reclamándose por su indulto, lo que revela la extensión del sentimiento fujimorista en la población. En cuanto a la polémica sobre la “reelección conyugal”, su impacto negativo se ve reflejado en que Nadine Heredia también ha perdido 5 puntos de aprobación y que sólo el 24% piensa que debería ser candidata el 2016. La cifra no es nada deleznable, si se toma como un indicador de potencial electoral, pero ciertamente es insuficiente para imponer un cambio en la legislación electoral. Curiosamente, al autor de la expresión “reelección conyugal”, el ex presidente Alan García, tampoco le va bien en la opinión pública: sólo el 18% quisieran verlo de candidato el 2016. Por último, el deterioro en la imagen de Toledo estaría salpicando al gobierno por el “blindaje” de la bancada oficialista. La situación de Toledo es dramática porque el 85% no cree en su palabra y el 62% piensa que el dinero de las inversiones inmobiliarias de su suegra es, en realidad, suyo y que proviene de la corrupción. Consiguientemente, sólo el 9% piensa que debería ser candidato el 2016 y el 65% le recomienda retirarse de la política. Como han observado varios analistas, la pérdida de popularidad parece estar afectando el estado de ánimo de Humala. La caída se produce a pesar de que en las últimas semanas el Presidente tuvo iniciativas que fueron bien recibidas por la población, como las reuniones con líderes políticos para informarles del proceso en La Haya y con líderes empresariales para promover la inversión. No obstante, poco después de estas reuniones, Humala volvió a atacar a sus opositores y a expresarse con acritud de la prensa. Lamentablemente, la confrontación contra la prensa y la oposición es una práctica común en varios gobernantes en América Latina. El problema es que sólo se puede transitar por ese camino si se cuenta con una sólida mayoría parlamentaria – que no es el caso de Humala – o se está dispuesto a imponerla por métodos autoritarios. En cualquier caso, son actitudes que disminuyen la confianza de inversionistas y ciudadanos. Aunque parezca difícil, puede haber llegado el momento de tender puentes con la oposición. El próximo fallo de la Haya es una buena oportunidad para fomentar la cohesión nacional. (Alfredo Torres).

* Ficha Técnica - Encuesta Lima - 16 Junio 2013

© 2016 Ipsos Perú