El No frena su avance. El Sí continúa adelante.

Marzo
2013

Luego de un largo periodo en que la distancia entre el Sí y el No venía acortándose, esta semana el respaldo a ambas tendencias, a favor y en contra de la revocatoria, parece haberse estabilizado. El estudio de Ipsos /América presenta una reducción de la brecha de solo un punto con respecto a la encontrada la semana anterior en la medición de Ipsos / El Comercio. En términos de votos válidos, en el simulacro de votación el voto por el Sí ha pasado de 54.5 a 54% y el voto por el No de 45.5 a 46%. La variación no es estadísticamente significativa. Del mismo modo, la evaluación a la gestión de la alcaldesa Susana Villarán no ha registrado mayor cambio: el 33% la aprueba y el 58% la desaprueba. Sin embargo, persiste la divergencia entre la intención de voto encontrada en la encuesta y el resultado del simulacro de votación. En la primera, la intención de votar por la revocatoria es 54% y por la no revocatoria es 41% mientras el 5% no precisa su intención. En el simulacro con ánfora secreta, en cambio, el 48% marca el Sí y el 41% marca el No, mientras el 11% deja en blanco o anula su voto. La explicación más probable de la diferencia entre ambas técnicas es la confusión de los electores. En la misma encuesta se registra que el 15% cree que marcar Sí es para que la alcaldesa continúe en el cargo y marcar No es para que no permanezca en él. Con respecto a los regidores, el desconocimiento es muy amplio. Sólo el 8% declara conocer a más de 5 mientras el 71% afirma no conocer a ninguno. Por ello, la mayor parte de los electores deja en blanco los casilleros de los regidores en la cédula y los que marcan un voto tienden a hacerlo en el mismo sentido que el voto que emiten para la alcaldesa. Es decir, de continuar la tendencia a revocar a la alcaldesa, es probable que todos los regidores sigan el mismo destino. Quienes tendrían mayor opción de conservar sus puestos serían Pablo Secada y Fernán Altuve. La evolución de la opinión pública sobre la campaña publicitaria sigue siendo más favorable para la campaña del No. En cambio, la campaña del Sí es cuestionada por insultar más a sus contrincantes. Eventualmente, una buena campaña puede atraer votos mientras que los insultos pueden ahuyentarlos. Por lo tanto, podría producirse nuevamente un avance del No a costa del Sí en las próximas semanas. En cambio, un factor que podría ayudar a consolidar la ventaja del Sí sería el ingreso del ex alcalde Luis Castañeda en campaña. Para el 73% es claro que quiere volver a ser alcalde y el 63% piensa que su ingreso a la campaña ayudaría a la revocatoria. Incluso el 57% cree que debería debatir con Susana Villarán. Lo que sí resulta evidente es que el sistema de revocatoria deberá ser revisado en cuanto concluya este proceso. En tal sentido, la mayor parte de la opinión pública cree que sería preferible volver al periodo electoral de 3 años, sin derecho a revocatoria, que continuar con el régimen actual de 3 años de gestión pero con derecho a revocatoria a mitad de periodo. Asimismo, la mayoría preferiría que el voto sea voluntario. Alfredo Torres.

* Ficha Técnica - Encuesta Lima - 3 Marzo 2013
* Ficha Técnica - Simulacro Lima - 3 Marzo 2013

© 2016 Ipsos Perú