El NO avanza pero el SÍ continúa adelante

Febrero
2013

A un mes del proceso de revocatoria de la alcaldesa de Lima, la brecha entre el voto por el Sí y el No se ha reducido de 27 a 18 puntos. En efecto, la intención de voto por la revocación ha disminuido de 59 a 56% mientras que el voto por el No se ha incrementado de 32 a 38%.

De manera similar a mediciones anteriores, el NSE A se opone mayoritariamente a la revocatoria, el NSE B está dividido y los NSE C, D y E se inclinan mayoritariamente a favor de la salida de Susana Villarán de la Municipalidad de Lima. Las razones de ambas posiciones no han variado mucho. Para los partidarios del Sí, la alcaldesa no administra bien la ciudad y no ha continuado con el trabajo de alcaldes anteriores. Para los partidarios del No, la revocatoria es un gasto inútil de dinero y Lima se paralizaría si la alcaldesa es revocada. Un factor que puede explicar la reducción de la brecha es la publicidad: Para el 47% de los entrevistados la publicidad del No es superior mientras que el 33% piensa que la del Sí es mejor. Otro factor es el incremento en la aprobación de la gestión de Susana Villarán como alcaldesa, que pasa de 28 a 32%. Un simulacro de votación efectuado con réplicas de las cédulas de votación y ánfora secreta obtiene un resultado similar a la encuesta: El 50% marcó el Sí, el 36% marcó el No, el 9% dejó los casilleros en blanco y el 5% anuló su voto. Convertidos estos resultados a votos válidos, el resultado sería 58% para el Sí y 42% para el No. En este caso, la distancia es de 16 puntos. Otro resultado destacable del simulacro de votación es que, en más de la mitad de los casos, los casilleros de los regidores quedaron en blanco. Como se sabe, si el voto blanco y nulo supera las dos terceras partes de los votos, esa elección queda anulada. Es decir, los regidores conservarían sus puestos. Si ello no ocurre, el simulacro efectuado indica que todos los regidores serían revocados por un margen de más de 10 puntos porcentuales. La encuesta también revela que subsiste una gran desinformación sobre el proceso electoral. Por ejemplo, el 16% de los entrevistados cree que votar por el Sí es votar para que Villarán continúe en el cargo. A su vez, el 42% cree que el voto es voluntario y el 75% no ha verificado si es miembro de mesa. Actualmente, la opinión pública está dividida sobre la conveniencia de los procesos de revocatoria para el sistema democrático. De lo que no cabe duda es que de continuar efectuándose en el futuro, estos requerirán de algunos ajustes. Por ejemplo, todo indica que el 17 de marzo una gran proporción de electores dejará en blanco los casilleros de los regidores. Aun así, las mesas de votación deberán dedicar varias horas a procesar esa información. En el simulacro de votación que efectuó Ipsos, el escrutinio de los “votos” tomó entre 6 y 8 horas por “mesa”. Como se sabe, la votación debe cerrar a las 4 PM. Es decir, los primeros resultados se conocerán a partir de las 10 PM y en algunos casos, las mesas de votación concluirán su trabajo pasadas las 12 de la noche. Alfredo Torres

* Ficha Técnica - Encuesta Lima - 17 Febrero 2013
* Ficha Técnica - Simulacro Lima - 17 Febrero 2013

© 2016 Ipsos Perú